Skip to main content
Familia cocinando

Combate el estreñimiento con dieta y nutrición

Hacer pequeños cambios en tu dieta puede comenzar a lograr que tu sistema digestivo tenga un ritmo saludable y ayudar a prevenir que el estreñimiento se presente con regularidad.

Cómo conseguir una nutrición adecuada para tener una digestión saludable

Eliminar los alimentos que pueden causar estreñimiento, además de introducir en tu dieta los que contribuyen a tener un intestino más dichoso y saludable, es una excelente forma de mantenerte libre de pesadez y con más energía. ¿Por dónde deberías comenzar?

Mantén una digestión fluida consumiendo más fibra

En lo que respecta al estreñimiento, lo primero que necesitas incluir en tu dieta es fibra en abundancia. Para que tengas logros duraderos, lo recomendable es que consumas entre 3 y 5 alimentos ricos en fibra cada día.La fibra no solo te deja una sensación de saciedad por más tiempo, sino que estimula tus intestinos de forma natural asociándose con el agua para aumentar el volumen de las heces que se encuentran en el recto.Las mejores fuentes de fibra son estas:

CerealesCereales integrales: avena, cebada, salvado Vegetales verdesVerduras: ruibarbo, brócoli, coliflor, espinacas, coles de Bruselas FrutasFrutas: naranjas, uvas, ciruelas y bayas, además de plátanos y manzanas en cantidades moderadas

 

Consumo moderado de los alimentos que causan estreñimiento

No solo se trata de consumir más fibra. También se trata de comer en menor cantidad los alimentos que causan estreñimiento. Algunos desaceleran el proceso digestivo, mientras que otros deshidratan las heces. En todo caso, la moderación en el consumo de estos alimentos es la clave para evitar la aparición indeseable de distensión abdominal y estreñimiento. Alimentos que debes limitar en tu dieta:

Manzanas  y platanosFrutas: plátanos, manzanas con cáscara Pasta y panPasteles y panes: pan blanco, pan tostado, pan de espelta Arroz y granosCereales: arroz blanco, harina de avena, sémola (de maíz)
TésTés: té negro, té verde, té de arándano Tabla con verdurasVerduras: papa blanca, zanahoria Chocolate y galletasDulces: chocolate amargo con 70 % o más de sólidos de cacao, galletas

 

Bebe agua en abundancia

El agua es fundamental para mantener tu sistema digestivo bien hidratado y en buen estado. La recomendación general es que los adultos beban entre 1.5 y 2 litros de agua durante todo el día para evitar el estreñimiento.

Cambia tus hábitos

Si estás muy ocupado y con prisas, es posible que omitas alguna comida del día, en particular por las mañanas. Sin embargo, desayunar es la forma perfecta de activar tu digestión. Evita, en la medida de lo posible, omitir comidas y comer demasiado rápido, y siempre ten a la mano un bocadillo rico en fibra o fruta para comer mientras te trasladas.

Sabemos que hacer cambios en tu dieta puede ser problemático, en especial si tienes hijos pequeños, pero no es necesario que comas cosas distintas a lo que ellos comen. Adopten juntos una dieta más nutritiva y asegúrate de que tus hijos también estén consumiendo todo lo que necesitan para tener una digestión saludable.

Alivio rápido

No siempre es fácil reorganizar la dieta y cambiar de hábitos alimenticios, en especial cuando no se ven mejoras inmediatas en la digestión. Pero sé paciente con tu cuerpo a medida que se ajusta a su nueva nutrición. Y si ves que aún sufres los efectos del estreñimiento, considera usar un remedio rápido y suave para aliviarte. MICROLAX® es un microenema de acción rápida y predecible que puede aliviar tu estreñimiento en un lapso aproximado de entre 5 y 20 minutos para que tu cuerpo vuelva a sentirse ligero, feliz y relajado.