Skip to main content
Mujer sonriendo al frente

¿Qué es el estreñimiento?

Si tienes esa sensación de pesadez, hinchazón, distención abdominal, y no has evacuado en varios días, es muy probable que tengas estreñimiento.

¿Podrías tener estreñimiento?

En lo que respecta a las evacuaciones, cada persona tiene su propio ritmo. Algunas pueden evacuar todas las mañanas, mientras que otras quizá lo hacen cada tercer día. Los médicos hablan de estreñimiento si la evacuación ocurre menos de tres veces a la semana.

Además de la sensación de pesadez e irregularidad, entre los síntomas comunes están estos pueden incluir:

  • Producir solamente heces pequeñas
  • Heces duras o dolor al evacuar
  • Dificultad para ir al baño
  • Vaciado intestinal incompleto
  • Exceso de gases y flatulencias
  • Distensión abdominal
  • Inflamación abdominal
  • Dolor estomacal y pérdida de apetito

Los síntomas del estreñimiento también pueden abarcar aspectos que van más allá de lo físico. Pueden hacer que te sientas frustrado, sin control sobre tu cuerpo e incómodo al salir de casa. Pero no estás solo.

La constipación es un problema gastrointestinal común, con una prevalencia mundial del 1-80%.*

Aunque las mujeres y las personas de edad avanzada tienen mayor tendencia a padecer estreñimiento, cualquier persona que esté deshidratada o que no consuma suficiente fibra en su dieta podría tener dificultad para regularizar su ritmo digestivo.

* Forootan M, Bagheri N, et al. Chronic constipation A review of literature. Medicine; 2018: 97:20 / Remes-Troche JM, Tamayo de la Cuesta JL, et al. Guías de diagnóstico y tratamiento del estreñimiento en México. A) Epidemiología (meta-análisis de la prevalencia), fisiopatología y clasificación. Revista de Gastroenterología de México 2011;2(76):126-132

¿Qué sucede durante el estreñimiento?

Tu sistema digestivo es un grupo complejo de órganos que funcionan juntos para convertir el alimento en energía y nutrientes. Lo hemos desglosado en la siguiente figura el siguiente gráfico para mostrarte el motivo por el que procesar tus alimentos y generar desechos puede tardar un poco.

Tu sistema digestivo en acción

  1. La digestión comienza en la boca. Una vez que la comida se mastica y se mezcla con saliva, pasa por el esófago hacia el estómago, donde el ácido gástrico y enzimas especiales comienzan a digerir las proteínas y otros nutrientes.
  2. El alimento líquido se mueve entonces por el intestino delgado, donde se descompone aún más en moléculas individuales y los nutrientes son absorbidos en el torrente sanguíneo.
  3. La última etapa de la digestión ocurre en el intestino grueso y el colon. Los electrolitos y el agua se absorben, y el residuo se compacta y se mueve hacia el recto.
  4. Las heces se almacenan en el recto hasta alcanzar un volumen suficiente que activa los receptores de la pared intestinal para dar lugar a la evacuación. El estreñimiento puede ocurrir cuando los desechos contenidos en el recto no tienen la humedad suficiente para activar el reflejo de vaciado. Esto, a su vez, puede provocar que las heces se endurezcan más mientras permanecen en el recto, lo cual causa dolor, flatulencias y distensión abdominal.

Diferentes tipos de estreñimiento

En la mayoría de los casos, el estreñimiento es inocuo. Cualquiera de nosotros puede experimentar un episodio de estreñimiento que puede durar unos cuantos días o reaparecer cada pocas semanas. Por lo general, ocurre debido a cambios en la dieta, viajes, estrés, falta de ejercicio, consumo de ciertos medicamentos, enfermedad y desequilibrios hormonales (como los que se presentan durante la menstruación, el embarazo y la menopausia). La buena noticia es que el estreñimiento puede aliviarse con facilidad; sin embargo, si los síntomas persisten, consulta a tu médico y evita el uso prolongado de laxantes (durante más de una semana), a menos que el médico haya indicado un plan de tratamiento especial para ti.

Si padeces regularmente dificultad para evacuar durante más de tres meses, podrías tener estreñimiento crónico. MICROLAX® no está indicado para el estreñimiento crónico. Consulta a tu médico siempre que el estreñimiento persista.

Presta atención a tus heces y a la aparición de calambres abdominales excesivos, náuseas, fiebre, vómito, estreñimiento alternado con diarrea y pérdida de peso imprevista. Si en algún momento observas uno de estos síntomas, consulta a tu médico lo más pronto posible para poder descartar alguna enfermedad más grave. No debes usar laxantes si tienes dolor abdominal, náuseas, fiebre o vómito.

Alivia el estreñimiento y ponte de nuevo en movimiento

No tienes por qué sufrir. MICROLAX® es un microenema de acción rápida y suave que puede empezar a actuar en 5 minutos para aliviar tu estreñimiento y permitir que tu cuerpo vuelva a sentirse ligero, feliz y relajado.