Skip to main content
Familia en el bosque

Viajes y estreñimiento

Es muy probable que hayas experimentado cierta forma de estreñimiento al viajar. Tu sistema digestivo puede verse alterado con facilidad por los cambios de zonas horarias, la dieta, las preocupaciones y el clima cálido.

En movimiento

Batallar con los trastornos de sueño y con los cambios de clima y de alimentación son situaciones a las que comúnmente nos enfrentamos al viajar. Además, el efecto total puede hacer que se te dificulte aún más encontrar tu ritmo y sentirte a gusto para ir al baño cuando estás lejos de casa. Echa un vistazo a los siguientes consejos para mitigar las causas del estreñimiento mientras estás de viaje.

Esto es lo que puedes hacer:

Botella de agua

 

Mantén tu cuerpo bien hidratado. Es fácil que olvides beber suficiente agua cuando estás de viaje o durante un traslado largo en avión, pero procurar que tu cuerpo esté bien hidratado puede ayudarte a evitar los desencadenantes del estreñimiento. Además, siempre que sea posible, evita beber alcohol durante el viaje, pues el alcohol también puede favorecer la deshidratación.

 

 

Carro con maletas de viaje

 

Reduce el estrés del viaje desde antes de partir. El estrés que genera llegar a un lugar al que uno no está habituado puede producir problemas digestivos. Siempre que sea posible, prepara tu equipaje con antelación y revisa dos veces tu plan de actividades antes de que llevarlo a cabo se convierta en una misión estresante de último minuto. Relájate antes de partir y estarás en el camino correcto para liberarte de la sensación de pesadez cuando viajes.

Cierra los ojos y piensa en tu casa. Todos nos hemos sentido así alguna vez. En ocasiones, cuando estás en otro país o en otro ambiente, la sensación de estar en un lugar desconocido hace que no te sientas lo suficientemente relajado como para querer ir al baño. Sin embargo, cuanto más esperes para usar el inodoro, mayor será la probabilidad de que sufras estreñimiento. ¿Nuestro consejo? Cuando surja la urgencia, cierra los ojos y piensa en tu casa. O simplemente lleva contigo algunos pañuelos desechables: podrían ayudar a que te sientas más a gusto cuando debas entrar a un baño desconocido.

Incluye en tu equipaje un plan B. Incluye en tu equipaje un plan B. Para que no tengas que ir a la farmacia cuando deberías estar descansando, te sugerimos meter en tu equipaje una pequeña ayuda en forma de MICROLAX®. Ofrece alivio suave y eficaz para el estreñimiento, usualmente entre 5 y 20 minutos.